ConsejosNoticias

Los gatos y el sol: beneficios

A nuestros gatos les encanta asomarse a la venta y ver pasar gente ¿verdad? y; ¿sabias que también se suelen asomar por los rayos de sol que entran?.

¿Por qué a los gatos les encanta el sol?

No hay momento más cómodo para los gatos que tumbarse y relajarse mientras les alcanza el sol, incluso algunos, los más perezosos pueden estar reposando todos los días siguiendo la rotación del sol.

Para dividirlo de una forma sencilla, el sol proporciona a nuestros felinos:

  • Equilibrio de la temperatura corporal.
  • Beneficios para la salud.
  • Comodidad y placer.

Equilibrio de la temperatura corporal

Una de las cosas por la que más les gusta tomar el sol es que les da calor, bastante obvio, ¿no? pues es bastante necesario pues los gatos,
mientras duermen sufren perdidas de temperatura leves y es por ello que necesitan descansar y reposar en lugares calientes y/o que les refleje los rayos del sol ya que el sol consigue equilibrar el calor corporal.

Beneficios para la salud

Para nosotros, tomar el sol de forma prudente tiene beneficios pues nuestra piel absorbe los rayos solares y nuestro cuerpo es capaz de conseguir parte de la vitamina D que necesitamos para que el organismo funcione correctamente y con los felinos del hogar pasa lo mismo.

Tomar el sol le ayuda a asimilar correctamente una de las vitaminas más importantes, la vitamina D, es un nutriente esencial que le ayudará a regular de una forma leve el nivel de calcio y fósforo de su cuerpo.
Aunque se ha demostrado que el pelaje de los felinos «bloquea» gran parte los rayos ultravioleta y el aporte de la vitamina D, nombrada anteriormente, es muy bajo comparado con otros seres vivos.

Comodidad y placer

Como ya hemos escrito anteriormente, no hay un momento más cómodo para los gatos que reposar y relajarse mientras les alcanza algún rayo de sol o hacerlo en lugares cálidos.
Hay que recalcar de nuevo que lo que les gusta a los gatos es la fuente de calor que aportan los rayos de sol y no directamente estos.

Y como siempre se ha dicho, tomar el sol sí, sin problemas, pero siempre con precaución y en este caso lo aplicamos a los felinos del hogar.

Precauciones

Es necesario vigilar y procurar que nuestro gato no tome en exceso demasiado sol y más en verano, si es en zonas cálidas como el sur, el mediterráneo… ya que podrían sufrir algunos problemas sobretodo si son de un pelaje muy ligero o sin pelo.

Nuestra recomendación es evitar el tomar el sol en horas puntas de calor como a mediodía o después de comer y sobretodo evitar las exposiciones continuas. Y como hemos dicho, hay que controlar sobretodo cuando tome el sol en verano, ya que en verano los rayos del sol son mucho más potentes.

Con esta básica recomendación y unos cuidados mínimos, evitaras a tu felino golpes de calor o insolaciones.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Comparar artículos
      • Total (0)
      Comparar
      0